El volante colombiano, que fue sustituido al minuto 62 por Leon Goretzka, no tuvo mayor influencia en el triunfo de los alemanes ante los griegos.

La cuarta jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la Copa Conmebol Sudamericana, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Javier Martínez Aginaga durante la contundente victoria del Fútbol Club Bayern Múnich (0-2) ante el AEK Atenas Fútbol Club, en partido valido por la jornada 3 del Grupo E de la UEFA Champions League.




El Bayern Múnich se acordó de ganar y recuperó el liderato de su grupo en la Liga de Campeones. Los dirigidos por Niko Kovac, que sufrieron más de lo esperado, superaron a un aguerrido AEK Atenas y lograron llevarse los tres puntos del Estadio Olímpico de Atenas.

El encuentro se resolvió en apenas dos minutos del segundo tiempo, más precisamente entre el minuto 61 y el minuto 63, gracias a los respectivos goles del español Javier Martínez y el polaco Robert Lewandowski. El colombiano James Rodríguez fue titular en el Bayern Múnich.