Wei Shihao, futbolista del Beijing Guoan de China, necesitó de apenas 43 segundos en cancha para regalarle el gol del empate al Shanghai Shenhua.

La quinta y última jornada futbolera en fin de semana de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Liga Bancomer MX de México e internacionales como los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Wei Shihao durante el agónico empate a dos del Beijing Sinobo Guoan Football Club (2-2) ante el Shanghai Greenland Shenhua Football Club, en partido valido por la jornada 14 de la Superliga de China.

Video Thumbnail

Cuando el Beijing Guoan acariciaba la victoria en el ‘Derbi de China’ ante el Shanghai Shenhua, una absurda anotación en propia puerta de Wei Shihao acabó igualando un vibrante duelo de máxima rivalidad. El volante visitante venció a su portero tratando de evitar el remate de Giovanni Moreno.

Un autogol impropio por su ejecución y por el hecho de que Wei Shihao había entrado sólo 43 segundos antes al terreno de juego. El entrenador lo había enviado para que quemara tiempo y él no necesito de mucho tiempo para ser protagonista. El colombiano Fredy Guarín también estuvo presente en el encuentro.

11Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!