El atacante español explotó en el banquillo de suplentes por la frustración de no haber podido marcar en el triunfo del Chelsea ante el Burnley.

La tercera jornada futbolera en días laborales de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones internacionales como la Copa Libertadores y la Copa América Femenina, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Álvaro Borja Morata Martín durante la reconfortante victoria del Chelsea Football Club (1-2) ante el Burnley Football Club, en partido valido por la jornada 34 de la Premier League de Inglaterra. El delantero visitante sorprendió a propios y extraños tras enfadarse consigo mismo por ser sustituido en el segundo tiempo.

Mourinho, Ancelotti y Conte. El italiano llegó en Turf Moor a los 100 partidos en el banquillo blue, el tercero de la era Abramovich, y lo hizo con una victoria que deja en cinco puntos la distancia del Chelsea con la Champions League. El segundo triunfo consecutivo, octavo en 22 partidos en este 2018, que permite apurar a los londinenses sus opciones para soñar con volver a la máxima competición continental. Kevin Long y Victor Moses marcaron los goles en un partido en el que Álvaro Morata terminó enfadado con todo el mundo.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

4Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!