El habilidoso extremo argentino lideró la remontada ante el Astana con esta precisa habilitación después de una gran jugada individual.

La tercera jornada futbolera en días laborales de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Liga Águila e internacionales como la Europa League, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Marcos Javier Acuña durante la valiosa victoria del Sporting Clube de Portugal (1-3) ante el Football Club Astana, en partido valido por la ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. El volante visitante enmudeció a los hinchas locales tras darle la vuelta al marcador con una increíble asistencia en el segundo tiempo.

El futbolista argentino desatascó el partido con una soberbia jugada personal para habilitar el segundo tanto del equipo lisboeta en su visita a Kazajistán. Su maniobra personal sobre la banda izquierda incluyó un sombrero de taco para dejar sin opciones a un rival y un autopase para dejar clavado a otro defensa del equipo local, antes de centrar con veneno para que Gelson Martins convirtiera dentro del área. Una increíble acción que acerca a Acuña a los convocados de Argentina para el Mundial de Rusia.

4Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!