Sandro Ferreira, futbolista del Giresun Spor de Turquía, desperdició una pena máxima buscando emular el lanzamiento del delantero italiano.

La primera jornada futbolera en días laborales de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Premier League e internacionales como la Copa Libertadores, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Sandro Ferreira Andre, más conocido como Dodo, durante la dolorosa derrota del Giresun Spor Klübü (1-2) ante el Fenerbahçe Spor Kulübü, en partido valido por la ida de los cuartos de final de la Copa de Turquía. El centrocampista local fue uno de los señalados por los hinchas tras desperdiciar un penalti de la manera más ridícula.

El futbolista brasileño ejecutó uno de los peores penales de la historia en el minuto 53, con el 0-1 a favor de los visitantes. Dodo, como popularmente se le conoce, intentó imitar el famoso penalti con zancadas del italiano Simone Zaza en la Eurocopa de Francia 2016, cuando Italia quedó eliminada ante Alemania en cuartos de final en la tanda de penaltis, pero fue un desastre. Sandro golpeó el esférico de manera desastrosa y el balón ni siquiera fue a portería tras rebotar varias veces sobre el césped.