El colombiano recuerda que empezó como vendedor de billetes de autobús y que sin el apoyo de su familia nada hubiera sido posible.

Además de ser noticia por los goles que ha marcado con el Villarreal, Carlos Bacca está dando de qué hablar por cuenta de una reciente entrevista concedida al diario ‘MARCA’ de España, en la que recuerda sus inicios en el fútbol profesional. Te dejo con las emotivas declaraciones de Carlos.

Familia: «Vengo de una familia humilde, soy el menor de 3 hermanos. Se esforzaron mucho para darnos lo mejor y sobre todo para inculcarnos los valores de la humildad, el esfuerzo y el sacrificio. Tuve la ayuda de una familia que son como mis segundos padres, son unos tíos de la que ahora es mi esposa. Me acogieron en su casa para poder ir a entrenar y me ayudaban económicamente, mi mujer ahorraba para que comprara mis pasajes de autobús. Con 19 años dejé el fútbol, sólo jugaba los fines de semana. Pero llegó una empresa y me ofreció trabajo y jugar con ellos».

Inicios: «Trabajaba de cobrador de autobús, también los limpiaba, luego pasé a un cargo mayor y controlaba los horarios. Ya no tenía que despertarme a las 4 de la mañana y terminar a las 11 de la noche. Fue todo muy raro. Yo trabajaba en esa empresa pero mis amigos de la escuela habían creado un equipo, y me tocó enfrentarme a ellos. Fallé un penalti en ese partido y la empresa me echó. Así que me fui con ellos. De ahí me mandaron a las inferiores del Barranquilla y pasé la prueba».

Futbolista: «Desde niño siempre me gustaba el fútbol, los regalos de mi padre siempre eran balones y uniformes de fútbol: del Madrid, Barça, Liverpool, Milan… Los que estaban más de moda. Para mí fue muy extraño, porque me gustaba, pero jugar en la calle. Era muy flojo para ir a los entrenamientos. Desde mi pueblo tardaba casi tres horas en autobús. El entrenador mandaba que me fueran a buscar a casa. Ahora no sabría vivir sin el fútbol, me paso el día viendo partidos. Yo vivo de esto».

Dios: «Todo es cuestión de Fe. Cuando llegué al Junior de Barranquilla, pensé que había sido por mis condiciones, pero supe que con sólo con eso no basta. Desde que acepté a Dios en mi corazón y sé que existe, a pesar de no poder tocarlo, lo he dejado todo en sus manos. Él me ha dado este don y yo lo único que he hecho ha sido esforzarme para mejorarlo».

Entrevista Completa de Carlos Bacca

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!