Con goles de Suárez y Messi, el FC Barcelona se impuso (0-3) ante el Real Madrid, en la jornada 17 de la Liga Santander de España.

Las tablas se extendieron hasta el final de un primer episodio marcado por la poca iniciativa ofensiva y el ferreo planteamiento táctico-defensivo de ambos conjuntos. Lució algo mejor el equipo local, pero no tuvo premio. Benzema estrelló un balón en el palo y Ter Stegen evitó con el pie el gol de Cristiano, pero también Keylor fue uno de los principales protagonista salvando dos goles de Paulinho. En todo caso, la expectativa de los hinchas se venía en aumento de cara al segundo tiempo en el Santiago Bernabéu.

Tras el descanso llegaron los cambios, llegaron las emociones, llegaron los goles y mucho tuvo que ver en eso Luis Suárez (minuto 54), que puso en ventaja inicial al Barcelona. Salida de balón fantástica de Busquets ante la presión de Kroos, el español tocó para Rakitic, apareció por allí Kovacic pero se desentendió de la jugada por perseguir a Messi, el croata avanzó varios metros y abrió a la derecha para Sergi, que asistió a Suárez para que batiera con facilidad a Navas.

No se conformaron los azulgranas, aprovecharon el desconcierto merengue y eso le permitió a Lionel Messi (minuto 64), ampliar las diferencias en el marcador. El argentino cambió por gol una clara pena máxima sancionada por el colegiado tras una mano descarada de Carvajal para atajar un cabezazo de Paulinho. El árbitro no dudó en sancionar la infracción y expulsar al lateral español. Tampoco dudó mucho Messi a la hora de superar a Keylor.



Faltaba uno más para sentenciar la fiesta del Barcelona y así lo entendió Aleix Vidal (minuto 90+3), que convirtió todo en goleada. Messi se tiró al piso para evitar que saliera la pelota, se juntó con Semedo por la banda izquierda, dejó en ridículo a Marcelo antes de llegar hasta la línea final, puso la pelota atrás y Vidal puso la puntilla, con ayuda de Keylor.

Con este resultado, los dirigidos por Ernesto Valverde suman tres puntos de oro, llegan a 45 unidades y se mantienen en el primer lugar de la tabla de posiciones, sin importar lo que suceda con sus perseguidores en el complemento de la fecha. Los hombres de Zinedine Zidane, por su parte, se quedan nuevamente con las manos vacías y continúan en el cuarto lugar con 31 puntos y un partido menos que sus rivales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!