El atacante brasileño, figura y goleador del Atlético Mineiro, ofendió a los jugadores del Chapecoense con su desafiante regate.

La tercera jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la UEFA Europa League, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Robson de Souza, más conocido como Robinho, durante la dolorosa derrota del Clube Atlético Mineiro (2-3) ante el Associação Chapecoense de Futebol, en partido valido por la jornada 29 de la Serie A de Brasil. El delantero local fue duramente criticado por los futbolistas visitantes tras realizar una polémica bicicleta sobre la banda.

La jugada que calentó el partido sucedió en el minuto 75. El Atlético intentaba acercarse a los puestos de Copa Libertadores con un jugador menos, por la expulsión de Elías Mendes. Robinho corrió a por un balón junto al defensa Douglas Grulli, de Chapecoense. Lo cogió e hizo su habitual bicicleta, algo más larga de la habitual, para acabar parándose y desafiando a su rival mirándole con gestos en su propia cara. El árbitro tuvo que charlar con el ex-Real Madrid para evitar que el asunto pasara a mayores.

45Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!