George Calintaru, futbolista del Juventus București, desperdició la oportunidad de salvar un punto y sus compañeros lo querían matar.

La cuarta jornada futbolera en días laborales de agosto ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la Copa Sudamericana, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por George Calintaru durante la dolorosa derrota del Fotbal Club Juventus București (1-2) ante el Fotbal Club Steaua București, en partido valido por la jornada 7 de la Liga I de Rumanía. El atacante local fue uno de los señalados por los hinchas tras fallar el gol del empate con un penalti a lo panenka en el minuto 90+5 del compromiso.

La Juventus tuvo la oportunidad de igualar el encuentro con un penalti en el último minuto pero George Calintaru decidió jugársela y fallar tratando de picar la pelota. La pitada de la grada fue monumental y varios compañeros se lo reprocharon con miradas de esas que matan y alguno que otro empujón. Casi fueron más los rivales que intentaron levantarle el ánimo que sus propios camaradas, quienes vieron diluir en su cobro el tanto del empate. ¡Difícil de perdonar!

Video Thumbnail
19Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!