El biógrafo de la «Metamorfosis» cuenta algunas cosas no muy conocidas de uno de los entrenadores más revolucionarios de la historia.

Los libros han tomado mucha fuerza con el pasar de los años y se han abierto su propia lugar en el mundo del fútbol. Cada vez son más los ejemplares que se publican en torno a la vida o la carrera de los diferentes personajes que de una u otra forma han dejado su legado en los renglones dorados del deporte rey.

Es a partir de esta tendencia que personas como Martí Perarnau se hacen importantes en nuestro medio. El ex-atleta olímpico es un buen amigo de Josep Guardiola y ha convivido con él durante muchas horas en los tres años que el técnico se pasó en Múnich. De dichas vivencias ha escrito el libro «Pep Guardiola. La metamorfosis», que explica la transformación del técnico en su etapa alemana. Un libro imprescindible para entender el método de trabajo de este entrenador y que revela varios secretos de su vida entre cada página.

La metamorfosis: «Fue un cambio gradual. Influyeron victorias y derrotas, pero lo importante era la sensación de si el equipo jugaba según lo proyectado. Pep llegó a Múnich en verano de 2013 y hasta marzo de 2015 no se dio cuenta de que la obra ya estaba hecha. Eso sucede cuando el equipo ejecuta y no piensa las acciones aprendidas».

Secretos de Josep Guardiola

Manchester City: «Pues se tardan unos 18 meses en que el equipo comprenda de qué va el proyecto. Este modelo es como un idioma. Tú puedes saber algunas palabras y expresiones, pero hablarlo, lo que se dice hablarlo bien, tarda su tiempo. Y eso llega cuando el jugador no piensa, ejecuta. Bolt cuando corre no piensa en la técnica, en el deporte de alto nivel no se piensa».

Ladrón de Ideas: «Pep se considera así y él mismo se define como ese ladrón de ideas. Una de las etiquetas con las que tiene que convivir es que es un fundamentalista, pero no es así. Pep es muy curioso y voraz en el aprendizaje. Quiere saber y es muy preguntón. No todo es Johan».

Lionel Messi: «Uno de los comentarios de Guardiola que refleja el libro es que su táctica en el Barcelona era darle balones a Messi. Ya lo dice Mourinho, una cosa es un equipo de fútbol y otra, un equipo de fútbol con Messi. Pep comentaba que en el Barça su trabajo era mucho más sencillo que, por ejemplo, en el Bayern. Era darle el balón a Xavi para que hiciera los movimientos necesarios que dejaran a Messi en una óptima posición. En diez años Leo ha resuelto tantas cosas… Pep lo ha vivido, pero también lo ha sufrido».

José Mourinho: «Siempre lo ha tenido claro por la exigencia que le creaba. Aunque parezca una ‘guardiolada’, Pep siempre ha sido muy precavido en la victoria. Y más con las victorias continuadas. Es una de las cosas de las que Kasparov también le previno cuando tuvieron ocasión de charlar porque te relajas y luego llegan los bofetones. Lo que le interesa son rivales que siempre le exijan. Por esta razón, en privado habla siempre bien de los entrenadores que le aprietan aunque a veces llegue la amargura de la derrota».

9Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!