Isco Alarcón, Lucas Vázquez y James Rodríguez son las principales opciones que tiene el estratega merengue para rearmar su centro del campo.

Pese a que estamos en plena doble Fecha FIFA y lo más normal es que por estos días solamente se hable de las selecciones, la actualidad del Real Madrid es uno de los principales temas del momento en el mundo del fútbol y mucho tiene que ver el estado físico de sus jugadores más importantes.

El famoso «Virus FIFA» ha afectado nuevamente a un conjunto merengue que ya se venía viendo mermado por culpa de las lesiones y que ahora que se ha quedado sin uno de sus referentes. El panorama no puede ser más alarmante para un Zinedine Zidane que tendrá que terminar el año sin uno de sus pilares fundamentales: Toni Kroos. Titular indiscutible en los planes del director técnico francés, que por culpa de una fractura del quinto metatarsiano se perderá los compromisos de las próximas semanas.

Una baja sensible en la organización del juego. En la circulación del balón. El alemán parecía adaptarse cada partido mejor a la demarcación de mediocentro, sobre todo en la faceta defensiva, que no era su fuerte. Una veces en solitario con dos volantes a sus costados y otras repartiéndose el ancho del campo con Kovacic, su mejor aliado en estos tiempos sin Modric y Casemiro. Sin Toni Kroos, el Madrid pierde fluidez en la salida del balón y presión en campo contrario. Tres posibles variantes aparecen en la pizarra de Zidane pensando en lo que será el próximo derbi ante Atlético de Madrid.

Reemplazos de Toni Kroos

Variante más lógica
En espera de Casemiro, lo más racional es que Zidane mantenga, por ejemplo, el dibujo del último partido contra el Leganés. Dos mediocentros y un mediapunta. O lo que es lo mismo Modric y Kovacic por detrás, compaginando la labor de creación y recuperación e Isco por delante, como enganche de los delanteros.

Variante más novedosa
Hasta ahora, Zidane sólo ha utilizado puntualmente y unos pocos minutos a Lucas Vázquez como volante. Su idea es que es un especialista para jugar cercano a la banda por su velocidad, desborde y centro. Pero en caso de necesidad, como es el caso, el gallego, por sus condiciones, su capacidad de sacrificio y su buen ida y vuelta, no desentonaría como interior.

Variante más ofensiva
Una tercera alternativa para reemplazar a Toni Kroos. Sería la opción más arriesgada, recomendada para partidos en los que el equipo tenga mucho posesión y un rival que le ceda la iniciativa. Modric sería la referencia en la salida del juego y a su lado podrían jugar Isco y James, o en su defecto Asensio. Esta versión está prescrita para defender con el balón, por las claras condiciones ofensivas de sus componentes.

16Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!