Tony Chapron, reconocido árbitro francés, confundió a los presentes tras una dudosa decisión que puso en tela de juicio su autoridad.

La cuarta y última jornada futbolera en días laborales de septiembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Liga Águila de Colombia y la FA Cup de Inglaterra, e internacionales como el Mundial de Futsal y la Liga de Campeones de la Concacaf.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Tony Chapron durante la ajustada victoria del Athletic Club (1-0) ante el Sportklub Rapid Viena, en partido valido por la segunda jornada de la fase de grupos en la UEFA Europa League. El árbitro llenó de dudas a todos los presentes tras decretar tres cosas distintas en la misma jugada cuando se terminaba el primer tiempo.

La polémica acción comienza con un gol de Iñaki Williams que no subió al marcador al ser anulado por el colegiado francés. Tras las protestas de los locales señaló penalti y, cuando se iba a lanzar, finalmente decretó el fuera de lugar del delantero rojiblanco. La decisión final fue la correcta pero el esperpento vivido en San Mamés provocó la bronca de los aficionados del Athletic sobre un árbitro que se complicó la vida por su indecisión.

https://www.youtube.com/watch?v=Kf5YlMnOBME