El portero esloveno, figura del Atlético de Madrid, perdió la cabeza en un balón dividido y terminó agrediendo a uno de sus rivales.

La cuarta y última jornada futbolera en fin de semana de agosto ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Liga Águila de Colombia y la Liga Santander de España, e internacionales como los partidos amistosos entre selecciones.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Jan Oblak durante el inesperado empate a unos del Club Atlético de Madrid (1-1) ante el Club Deportivo Leganés, en partido valido por la segunda jornada de la Liga Santander de España. El portero visitante fue pitado y abucheado por los hinchas locales tras agredir sin contemplaciones a uno de sus rivales con una patada criminal.

El guardameta esloveno pudo cometer penalti y expulsión sobre Guerrero en una absurda acción que sucedió en la segunda mitad y por la que el Atlético estuvo cerca de pagar un alto precio. Jan Oblak lanzó la pierna y golpeó la espalda de Guerrero después de que el delantero del Leganés le tocase en su intento de robarle la pelota. El árbitro Sánchez Martínez no señaló nada: ni la posible falta de Guerrero ni la polémica acción posterior de Oblak que genera polémica en España.

El portero esloveno, figura del Atlético de Madrid, perdió la cabeza en un balón dividido y terminó agrediendo a uno de sus rivales. La cuarta y última jornada futbolera en fin de semana de agosto ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas,

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!