El habilidoso atacante argentino, figura de la Juventus, se aprovechó de la inocencia de los rivales para poner en ventaja a su equipo.

La cuarta jornada futbolera en fin de semana de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Major League Soccer y la Liga Águila, e internacionales como los partidos amistosos de pretemporada que sirven como preparación para los diferentes clubes.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Paulo Dybala durante la ajustada victoria de la Juventus de Turín (2-1) ante el Tottenham Hotspur Football Club, en partido amistoso valido por la International Champions Cup 2016. El joven delantero del equipo italiano supo capitalizar una infantil sucesión de errores por parte de los rivales para poner en ventaja inicial al pentacampeón de la Serie A.

El primer tanto de este llamativo compromiso de preparación lo marcó Paulo Dybala en el minuto 6 tras un error inexplicable de Carter-Vickers en la salida de balón. El argentino Roberto Pereyra robó el esférico y asistió a su compatriota, que antes de plantarse cara a cara con el portero, tuvo la suerte de que Dominic Ball cometiera otro error de bulto. Finalmente el ex-Palermo quedó mano a mano con Vorm y definió a la perfección con un remate cruzado.

El habilidoso atacante argentino, figura de la Juventus, se aprovechó de la inocencia de los rivales para poner en ventaja a su equipo. La cuarta jornada futbolera en fin de semana de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se
7Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!