Sammy N’Djock, guardameta del Minnesota United, es el autor de esta anotación en propia puerta que le está dando la vuelta al mundo.

La tercera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Major League Soccer y la Liga Águila, e internacionales como los partidos amistosos de pretemporada que sirven como preparación para los diferentes clubes.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Sammy N’Djock durante la derrota del Minnesota United Football Club de Estados Unidos (1-2) ante el Athletic Football Club Bournemouth de Inglaterra, en partido amistoso valido como preparación para la temporada 2016-2017. El guardameta del conjunto local fue uno de los señalados por los hinchas tras cometer un increíble error que terminó con la pelota en el fondo de su propia portería.

Transcurría el minuto 25 del compromiso, los ingleses ya ganaban por la mínima, cuando llegó la jugada que se quedará por siempre en la memoria de los aficionados. El portero agarró el balón y cortó un pase largo al espacio que se filtraba en el área. Luego, quiso salir rápido al contragolpe pero su saque con las manos no tuvo la dirección deseada y terminó besando su propia red. Un increíble error que dejó sin palabras a todos los presentes en el estadio y que le está dando la vuelta al mundo.

Sammy N'Djock, guardameta del Minnesota United, es el autor de esta anotación en propia puerta que le está dando la vuelta al mundo. La tercera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se
18Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!