El portero costarricense, figura del Real Madrid, confiesa que jugó varios partidos infiltrado y que su recuperación va por buen camino.

Tras varias semanas en el anonimato, teniendo en cuenta que desde que se terminó la temporada se ha dedicado plenamente a su recuperación, Keylor Navas ha vuelto a ser protagonista en el fútbol mundial. El guardameta tico reaparece en la portada de los principales diarios deportivos por cuenta de una reciente entrevista.

Navas, que ha sido ratificado como el portero titular del Real Madrid para la siguiente campaña, concedió una entrevista al diario ‘Marca.com’ para dar a conocer los detalles de la operación que le impidió estar con su selección en la Copa América Centenario de Estados Unidos 2016. Keylor, que estuvo a punto de ser fichado por el Manchester United en el mercado anterior, no tuvo problema en confesar que jugó varios partidos infiltrado y que su recuperación va por buen camino. Te dejo con sus declaraciones.

Operación: «Al final me acostumbré al dolor y parecía que no era tanto. Lo iba controlando, aunque jugué con mucho dolor. Al momento de hacer las pruebas se vio que había que tomar esta decisión porque era lo mejor para mi salud. El año fue complicado y me acostumbré a ese dolor, aunque no era lo más recomendable. Una vez terminada la temporada, había que cortar el problema de raíz».

Infiltrado: «Muchas veces he tenido que tratarme, sí. Tuve partidos con mucho dolor, pero apreté fuerte y hacia adelante. Uno siempre quiere jugar, aunque también digo que cuando no jugué fue porque fui honesto y dije que no podía. Hubo momentos en los que necesitaba un descanso para salir a la cancha con más fuerzas al partido siguiente».

Recuperación: «Eso sólo el doctor lo sabe. El objetivo es ir a la pretemporada con los compañeros, pero hay que esperar que pase el tiempo y recuperar al cien por cien. Lo que tenemos claro es que volveremos cuando estemos al cien por cien y al nivel de siempre. Yo siempre voy a trabajar con ganas, humildad y ojalá estemos mejor que el año pasado. Es la meta que me he puesto y sé que con trabajo se puede conseguir».

Temporada: «He tenido temporadas muy buenas, pero es cierto que estar en el Real Madrid te da la oportunidad de ganar títulos y eso lo hace más especial. No fue un año fácil para mí, porque los ojos estaban puestos en mí, pero siempre confié en Dios, en mi trabajo, en mis condiciones y tuve un gran año».

Champions League: «Tengo fe en Dios y yo sé que él nunca va a darme algo malo que no pueda soportar. Muchas veces vienen pruebas en la vida que al principio no se entienden, pero que con el tiempo se acaban comprendiendo. Y estos momentos que me tocaron vivir me hicieron más fuerte mentalmente, mi corazón también… Todo eso me inyectó más ganas de esforzarme y de hacer las cosas bien. Todo pasa por algo y sabía que algo bueno me iba a pasar. Lo sentí en mi corazón».

Compañeros: «Yo es que siempre he intentado ser la misma persona, jugando o sin jugar. Una de las formas de poder ayudar a mis compañeros es siendo leal con el trabajo. Si aunque juegue, yo sigo trabajando fuerte y dando el cien por cien, uno estando al otro lado puede estar tranquilo y decir, «me gustaría jugar, pero la otra persona se esfuerza también». Yo intento ser un buen compañero dentro y fuera de la cancha, porque detrás de un futbolista siempre hay una persona. Fuera me gusta ser buen compañero y buen amigo. Intento ser leal con ellos».

7Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!