Steffan Rasmussen, guardameta del Aarhus Gymnastikforening de Dinamarca, es el autor de esta agónica anotación que lo convirtió en héroe.

La tercera jornada futbolera de fin de semana de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Liga BBVA, la Bundesliga y la Premier League, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Steffan Rasmussen durante el empate a dos del Aarhus Gymnastikforening (2-2) ante el Aalborg Boldspilklub, en partido valido por la jornada 22 de la Superliga Danesa. El portero visitante aguó la fiesta de los presentes en las gradas tras marcar el tanto de la igualdad en el último minuto de juego.

Ya se jugaba el tiempo añadido, los locales manejaban el ritmo del juego pensando en mantener la victoria, cuando de repente un tiro de esquina en el costado derecho cambió el rumbo del encuentro. La pelota llegó al área chica y allí se impuso de cabeza el portero visitante ante la marca de su colega rival. Nadie podía creer lo sucedido, ni si quiera el héroe de la noche que salió corriendo como loco a celebrar su agónica y valiosa anotación.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

19Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!