Thomas Sorensen, guardameta del Melbourne City, es el protagonista de esta acción que le permitió al rival llevarse los tres puntos.

La jornada futbolera de esta recta final de año ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los pocos lugares del mundo donde todavía se juega. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Premier League, que nunca se detiene.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Thomas Sorensen durante la victoria del Brisbane Roar (3-1) ante el Melbourne City, en partido valido por la jornada 12 de la Hyundai A-League, la máxima categoría del sistema de ligas de fútbol de Australia. El experimentado arquero quiso ser el villano de la noche para los presentes en el Estadio Suncorp y terminó siéndolo, pero para sus propios hinchas.

El guardameta visitante subió a rematar un córner en el descuento para intentar empatar el partido que su equipo perdía por la mínima diferencia en tiempo de descuento. La jugada le salió mal al cancerbero, que a pesar de contactar con el balón no evitó el contragolpe que acabaría suponiendo el gol definitivo para el equipo local, que por medio del brasileño Henrique Silva sentenció el triunfo con un golazo desde el centro del campo. Te dejo con las imágenes de lo sucedido.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

8Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!