Carles Aleñá, habilidoso jugador azulgrana, es el autor de esta tremenda anotación que hizo recordar la suspicacia del astro argentino.

La jornada futbolera de esta semana laboral ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes rincones del mundo. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales y en el regreso de la fase de grupos de la Champions League.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Carles Aleñá durante el emotivo empate del Barcelona (3-3) ante la AS Roma, en partido valido por la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Youth League. El hasta ahora no muy conocido futbolista de la Masía ha puesto al mundo entero a hablar de su talento gracias a uno de los dos tantos que convirtió durante la visita de los italianos a la Ciudad Condal.

El canterano azulgrana fue el gran protagonista del encuentro con su doblete que amplió la distancia en el luminoso hasta convertir todo en goleada (3-0), aunque el equipo italiano se repondría e igualaría luego el marcador. Los aplausos fueron todos para este chico que en los minutos finales del primer tiempo hizo recordar a Lionel Messi. Agarró la pelota en el centro del campo, emprendió la aventura en busca del arco contrario, dejó en el camino a varios rivales y luego definió con sutiliza a un rincón de la portería visitante. Un verdadero golazo que le está dando la vuelta al mundo.