El suizo acusó al francés de ser el causante directo del escándalo que ha hecho temblar los cimientos de la máxima organización del fútbol mundial.

Tal y como se esperaba, los directivos de la FIFA han comenzado a echarse el agua sucia entre sí para tratar de salir limpios del escándalo de corrupción que viene siendo investigado por las autoridades mundiales desde hace un par de meses y que ha terminado con varios de los implicados tras las rejas.

El último en declararse inocente y señalar con su dedo a otros dirigentes ha sido el mismísimo presidente Joseph Blatter, quien desde hace unas semanas cumple una sanción de inhabilidad de 90 días, durante una entrevista con la agencia rusa TASS desde Zúrich. El criticado directivo suizo se ha lavado las manos manchando el nombre de Michel Platini, a quien culpó de todo este escándalo. Te dejo con sus polémicas declaraciones.

Michel Platini: «Al principio la diana de los ataques fui yo. Y lo ideó todo Michel Platini. Es algo personal. Siempre quiso ser presidente de la FIFA, pero no tuvo el coraje de presentar su candidatura en las elecciones de 2015. Cada persona que dirige la UEFA se ve infectado por un virus que se llama Anti-FIFA. Eramos los mejores amigos, pero después de repente no me invitó a la apertura de la Eurocopa en 2008. Desde entonces, ni una vez tomé parte en las actividades protocolarias de la UEFA, ya que consideré que aquello había sido una falta de respeto, y no hacia mi persona, sino hacia todo el colectivo de la FIFA».

Dinero: «Firmamos un contrato, pero no por esa suma. Trabajó para mí hasta 2002, cuando lo eligieron para el comité ejecutivo de la UEFA y la FIFA. Después de esto, el contrato fue anulado, ya que él se convirtió en representante oficial de la UEFA. La cuenta se cifró en 2 millones, a razón de medio millón por año. Yo aprobé el pago. Ese es mi lema: si le debo dinero a alguien, debo pagarle. Eso es todo. Ese dinero no fue un pago por ninguna otra cosa».

Mundiales: «Teníamos previsto prepararnos para dos magníficos mundiales: Rusia 2018 y EEUU 2022. En su lugar, hablamos de la crisis en la FIFA. Estaba convencido de que los mundiales transcurrirían en las dos principales potencias políticas del mundo. Todo iba bien hasta que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no se reunió con el coronado príncipe, entonces emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani. Esto mezcló las cartas. Cuatro votos europeos pasaron de EEUU a Catar. En caso contrario, la solicitud norteamericana hubiera ganado por 12 contra 10».

Inglaterra: «Los ingleses se comportan como perdedores. Ellos han inventado un fantástico juego y los principios del juego limpio. Pero en esa elección (2018) la candidatura inglesa fue eliminada en la primera vuelta al lograr solo un voto. Nadie quería que el campeonato se celebrara en Inglaterra y ahora intentan culparme a mí, cuando los culpables fueron los directivos de la UEFA».

ARTÍCULOS RELACIONADOS