Revirtiendo lo sucedido en la primera vuelta, Barcelona derrotó (2-1) al Real Madrid en el primer Superclásico del 2015, valido por la jornada 28 de la Liga Española.

El emotivo resultado impuesto en el Camp Nou le permite a los dirigidos por Luis Enrique sumar tres puntos de oro, llegar a 68 unidades, consolidarse en lo más alto de la tabla de posiciones y aventajar en cuatro puntos a los hombres de Carlo Ancelotti. Faltando 10 fechas, determinante para la definición del título ibérico puede resultar esta diferencia.

Al igual que en la primera vuelta fueron los azulgranas quienes se pusieron en ventaja, esta vez por intermedio de Jérémy Mathieu (minuto 19), que respondió así a la confianza del entrenador. Falta botada desde la izquierda por Messi y cabezazo inapelable, picado abajo e imposible para Casillas, de un Mathieu que ganó claramente la partida a Ramos. Bastante criticada fue la presencia del francés en el once titular.

Cuando mejor jugaba el local y más cerca estaba su segunda anotación, reaccionaron los merengues a través de su figura y goleador Cristiano Ronaldo (31 minutos), que finiquitó una gran acción colectiva. Pase entre líneas de Modric, taconazo de Benzema para asistir a Cristiano, que en posición forzada, colocó la pelota lejos del alcance de Bravo con la punta del pie. Con esa máxima igualdad se cerró un primer episodio emotivo y más parejo de lo presupuestado en la previa. La sensación que quedaba es que cualquier otro pudo haber sido el resultado antes del descanso.

Revirtiendo lo sucedido en la primera vuelta, Barcelona derrotó (2-1) al Real Madrid en el primer Superclásico del 2015, valido por la jornada 28 de la Liga Española. El emotivo resultado impuesto en el Camp Nou le permite a los dirigidos por Luis Enrique sumar tres puntos de oro, llegar a 68 unidad

Para el segundo tiempo salió mucho mejor el Madrid, sin embargo fue el conjunto culé el encontró gracias a Luis Suárez (minuto 56), nuevamente la ventaja. Pase largo de Alves a la espalda de los defensas, fantástico control orientado de Suárez y disparo suave, cruzado y colocado a la red de Casillas. Buen gol del atacante uruguayo que sigue apareciendo en momentos cruciales y que sentenció esta importante victoria.

En términos generales fue un Superclásico entretenido, movido, parejo, vistoso y que dejó muchas cosas para el análisis. Por el lado del Barcelona esperábamos mucha más participación de Lionel Messi y por parte del Real Madrid sorprendió mucho el buen planteamiento colectivo. Al final los puntos se quedaron en casa y por eso la fiesta fue totalmente azulgrana.

35Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!