Real Madrid, más líder que nunca

El conjunto merengue sigue gustando, ganando, goleando, sumando de tres en tres y consolidándose en lo más alto de la tabla de posiciones.

En un partido que se disputó en el Santiago Bernabéu y que cerró las acciones de la jornada sabatina en esta undécima fecha de la Liga Española, Real Madrid goleó (5-1) al Rayo Vallecano. Los hombres de Ancelotti llegaron a 25 puntos y se ratificaron como los líderes absolutos.

Callando las bocas de quienes ponían en duda su titularidad, Gareth Bale (minuto 9), puso en ventaja a los locales. Kroos robó la pelota, hizo una pared con Cristiano y se inventó un pase de la muerte para que el galés marcara a puerta vacía en el segundo palo. Buen regreso de Bale al equipo inicial y ni hablar de la asistencia del alemán.

Pasaron muchas cosas antes de que los blancos aumentaran las diferencias y de que Sergio Ramos (minuto 40), se hiciera presente en el marcador. James Rodríguez botó el tiro de esquina al centro del área y allí tuvo suerte el central español, al que le salió un remate perfecto ante el que no pudo hacer nada el portero Cristian Álvarez.

Parecía que se iría tranquilo el Real al descanso, pero en el último suspiro del primer episodio apareció Alberto Bueno (44 minutos), para imponer el descuento. Navas quiso armar una contra rápida con James, pero el colombiano se equivocó. Dejó corto su pase atrás y eso le permitió a Bueno, después de dejar a Pepe en el suelo, convertir a puerta vacía. Con ese resultado se marcharon a los camerinos.

La etapa complementaria inició con polémica por un gol anulado al Rayo, justo antes de que Toni Kroos (minuto 56), impusiera el tercero de los merengues. Primero el colegiado invalidó el tanto de Baptistao por un fuera de juego muy ajustado pero que existió y luego llegó el contragolpe letal que concluyó el alemán con un exquisito remate a ras de piso.

Para completar la desdicha del visitante, no pasó mucho tiempo antes de que Karim Benzema (minuto 59), echara aún más tierra de por medio. Remató Cristiano de primeras, pero su volea terminó convertida en una asistencia para Benzema. Eso sí, el tanto no debió subir al marcador porque el francés estaba en claro fuera de juego.

Faltaba uno más para cerrar otra gran noche del Real Madrid y así lo entendió Cristiano Ronaldo (minuto 83), que no podía faltar a la fiesta. Contragolpe comandado por Benzema. Pase a Isco, de Isco a Ramos y de Ramos a Cristiano. El luso recortó hacia adentro y sacó un tibio remate que de todas formas acabó en el fondo de la red, debido a la floja respuesta del guardameta.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!