El estratega portugués salió en defensa del futbolista argentino tras las criticas que viene recibiendo por no ganar el Mundial Brasil 2014.

No hay nada más bonito que ver a un gran personaje hablando de otros grandes. Ese es, sin duda alguna, uno de las cosas más lindas que tiene el fútbol dentro de toda su majestuosidad. El último capítulo de estas conmovedoras escenas la protagonizó el siempre polémico José Mourinho, durante una de sus más recientes apariciones públicas.

El entrenador del Chelsea, reconocido por su sinceridad y fuerte manera de decir lo que piensa, concedió una entrevista al portal de noticias de ‘Yahoo’ en la que respondió a varias preguntas relacionadas con el Mundial y con la final del torneo. Sin embargo, las palabras del luso que más han dejado eco son la que utilizó para referirse a Lionel Messi, quien polémicamente recibió por parte de la FIFA el preciado Balón de Oro.

«Messi se sacrificó por su equipo, quiso ganar por encima de ser el mejor del torneo y jugó en zonas que no son sus favoritas. Presento mi respeto para Messi por lo que hizo».

Además, el ex-técnico del Real Madrid destacó que «no es lo mismo jugar por una selección que por un equipo, si quisiese demostrar lo bueno que es hubiese jugado por detrás de Higuaín esperando la posibilidad de desequilibrar», asegurando que «no todos los jugadores que han estado en el Mundial pueden decir lo mismo».

Analizando el partido decisivo del pasado domingo, el luso responsabilizó más al seleccionador Alejandro Sabella al declarar que «me gustaría saber la razón por la que Lavezzi se quedó en el vestuario en la segunda parte. En la primera mitad Argentina jugó con dos líneas de cuatro, con Enzo Pérez cerrando a Lahm en una lado y a Lavezzi cerrando en el otro lado y avanzando. Argentina estaba cómoda y Messi podía sólo caminar mientras el resto del equipo estaba en plena acción defensiva, para que cuando recuperaran el balón él tuviese las piernas frescas y energía para marcar la diferencia».

Sobre el gol del título de Alemania, José Mourinho comentó que «es un tanto claramente anotado ante un equipo muy cansado, no pudieron hacerle frente a Schürrle ni a los cambios de ritmo en los costados, y tras eso no podían enfrentar la distancia para cerrar en los espacios interiores. Claramente Garay, que en mi opinión ha sido un defensor fantástico durante toda la competición, no tuvo piernas para cerrar ese espacio interior. Y después de eso, la acción de Götze fue fantástica».

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!