El delantero portugués sintió molestias durante el calentamiento previo al partido ante Espanyol y tuvo que salir de la lista de convocados.

La recta final de la temporada no ha resultado ser tan buena para Cristiano Ronaldo. Pese a que esta ha sido una de sus mejores campañas, en cuanto goles se refiere, los últimos días han sido de frustración e impotencia para el goleador del Real Madrid que se este sábado se volvió a lesionar.

El portugués no completó el calentamiento previo a su regreso en el último partido de Liga ante el Espanyol, en el que se le había anunciado en el equipo titular, y salió de la convocatoria dejando su lugar en el once a Isco Alarcón, ante el asombro de todos los aficionados que le apoyaron pese a su rostro de frustración.

Cristiano saltó al césped del Santiago Bernabéu junto a sus compañeros, pero tras los primeros ejercicios se retiró a los vestuarios y el técnico Carlo Ancelotti mandó a calentar con el grupo a Isco Alarcón, que tomó el lugar del luso en el once inicial.

Aunque no se ha hecho un pronunciamiento oficial, todo indica a que sintió alguna molestia de la lesión muscular de la que acaba de recuperarse y que optó por no forzar en el último partido de Liga, en el que el Real Madrid no se juega nada, para estar en condiciones de jugar el próximo sábado la final de Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid.

Cristiano Ronaldo directamente dejó un hueco en la convocatoria, y no se sentó en el banquillo, para el que terminó siendo llamado Xabi Alonso, que había sido un descarte de Ancelotti durante esta última semana de entrenamiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!