El extremo argentino se agarró los genitales cuando fue anunciada su sustitución y la prensa española ha hecho bastante eco a lo sucedido.

La contundente victoria del Real Madrid (3-0) ante Celta de Vigo no ha sido del todo bien recibida en el conjunto merengue. Obviamente hay alegría por los tres puntos y la lucha que se mantiene por el título de Liga Española, pero también hay confusión y desunión en torno a una polémica que se generó durante el encuentro.

El protagonista fue el argentino Ángel Di María, quien ha comenzado el año en el ‘ojo del huracán’. Transcurría el minuto 63′ y Ancelotti decidió sustituir al extremo para darle paso a Gareth Bale, un cambio que habitualmente realiza el técnico argentino cada vez que el galés no forma parte del once titular.

El volante gaucho abandonó el terreo de juego con un trote suave, se despidió de algunos compañeros y justo cuando escuchó su nombre por los altavoces del estadio agarró sus genitales y desde entonces comenzó lo que ha sido la noticia más polémica de este nuevo año 2014.

[responsive_vid]

Las cámaras que cubrían el partido se dieron cuenta de lo sucedido y de inmediato se empezó a hablar del tema en el mundo del fútbol. La prensa ha hecho bastante eco, sin embargo el argentino asegura que no fue en contra de nadie y tan sólo se trató de un gesto que habitualmente utilizamos los hombres.

«Yo aguanto los silbidos, no hice ningún gesto para nadie, simplemente me acomodé», dijo Di María en ‘Fox Sports Radio’.

A continuación, en ‘Radio La Red’, dijo que se siente señalado: «Si lo hace otro, ese gesto pasa de largo. Si lo hago yo, es tapa de los diarios», afirmó.

Es más, el extremo argentino tiene claro quién tiene la culpa de su actual situación en el Real Madrid: «Quizás la prensa de España no me quiera porque no soy de dar entrevistas», aseguró, para añadir: «Quieren ponerme a la gente y al club en contra. Siempre están esperando que haga algo para poder matarme».

Sea como sea, el Real Madrid ha decidido abrir expediente disciplinario al ‘Fideo’. En el club no ha gustado para nada la reacción de Di María y con este expediente espera que se aclare el caso. Puede haber sanción económica para el argentino si la entidad considera que tuvo un gesto despectivo hacia la afición del Bernabéu.

ARTÍCULOS RELACIONADOS