El conjunto azulgrana siempre ha respondido ante la ausencia de su figura, goleador y máximo referente de los últimos años.

Un reto bastante grande se ha puesto al frente de Gerardo Martino en su primera temporada al frente del Barcelona. El argentino deberá sacar adelante los próximos partidos sin la presencia de su compatriota Lionel Messi, figura y goleador del equipo, quien se lesionó durante el reciente choque liguero ante Almeria.

Esta será una gran oportunidad para ver como se las arregla el estratega gaucho y para poner nuevamente en polémica la pregunta que en estas circunstancias todo el mundo se hace: ¿Hay ‘Messidependencia’?. Aunque resulte lógico pensar que sí, los resultados y las estadísticas no dicen lo mismo.

El primer envite del Barcelona sin Leo será en Celtic Park en la segunda jornada de la Champions League. Competición en la que Messi no suele perderse ningún encuentro. De hecho, las ausencias del argentino en competición europea en las últimas cinco ediciones se limitan a tres partidos. En dos de ellos (Inter de Milan y Bate Borisov) ganó con solvencia y sólo en uno perdió: ante el Bayern Múnich, en la edición anterior.

Para encontrar una derrota de los azulgrana sin Messi, el cualquier competición, hay que rebobinar hasta más de cuatro años atrás. Con una Liga ya sentenciada tras el 2-6 del Bernabéu, Messi se tomó un descanso en el final del campeonato. En la antepenúltima y en la penúltima jornada de la Liga 2008-2009, ante Mallorca y Osasuna, sufrió el equipo catalán sendas derrotas.

Desde entonces y hasta el día del Bayern en el Camp Nou, el Barcelona nunca perdió con Messi fuera de juego. Leo lo quiere jugar todo y buen ejemplo de ello es que se ha perdido únicamente 34 partidos entre todas las competiciones en los últimos cinco años.

Con una media de más de dos goles por partido, el Barça ha resuelto la difícil papeleta con 27 victorias y únicamente 4 empates. Para hacerse una idea de la gran respuesta azulgrana sin Messi basta con decir que el porcentaje de éxito en estos cinco años llega hasta el 80%.

Nadie duda que el crack argentino es imprescindible en este Barcelona y que estamos ante el jugador más decisivo del mundo. Algo que no está reñido con reconocer que, pese a las apariencias, este Barça también responde sin Leo Messi.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!