El atacante sueco explicó varias cosas de su paso por el Barcelona y de su destruida relación con Pep, tanto personal como deportiva.

Zlatan Ibrahimovic ya tiene ganado su lugar en la historia del fútbol; algunos lo mencionarán como uno de los mejores delanteros, otros lo recordarán como uno de los pocos futbolistas que jugó en varios de los mejores equipos del mundo y también habrán personas, como yo, que lo mantendrán en su mente como uno de los personajes más polémicos de todos los tiempos.

El atacante sueco se ha caracterizado por ser uno de los pocos que habla públicamente sin ‘pelos en la lengua’ y esa ha sido precisamente la faceta que ha querido mostrar durante una reciente entrevista que publica el reconocido semanario alemán Der Spiegel.

En ese orden, el imponente delantero sueco volvió a atacar a Josep Guardiola por el trato que recibió en el Barcelona: «Es un fantástico entrenador. Pero, cómo persona, es un cobarde. No es un hombre», apuntó.

«Me sacrificó por Lionel Messi y no tuvo el valor de decírmelo», apunta. Según el relato de Ibrahimovic, que deja claro que Messi es un futbolista «brillante», él había conseguido marcar más goles que el argentino, pero éste se quejó a Guardiola y eso supuso un problema, porque «Messi era su estrella».

Ibrahimovic, que había jugado en el Inter a las órdenes de Jose Mourinho, compara a ambos entrenadores y Guardiola no sale bien parado.

«Mourinho no necesita jugar un papel. El otro quiere ser perfecto. Tiger Woods también quería ser perfecto. ¿Y qué pasó? Pues lo mismo con Guardiola. Todo el mundo tiene un lado oscuro», señala.

Confiesa que «habría dado la vida» por el portugués y elogia su inteligencia y su capacidad de motivar a los jugadores frente al «discurso filosófico» de Guardiola, «una mierda para los avanzados».

Entonces continuó: «Mourinho es capaz de lidiar con las diferentes personalidades y siempre ha asumido retos difíciles, como ahora el Chelsea, mientras que Guardiola los evita».

«¿Por qué ha elegido el Bayern Múnich? Porque es un equipo que funciona también sin él. Era completo. Ha llevado a nuevos jugadores, pero no los necesita», apunta.

Finalmente, preguntado sobre si se imagina jugando un día en la Bundesliga, reconoce que el Bayern Múnich sería un destino de primera categoría, pero, «naturalmente, cuando se vaya Guardiola», precisa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!