El experimentado delantero argentino sufre molestias en el recto femoral de su pierna derecha y ahora estará un mes de baja.

Como de novela es lo que está viviendo Diego Milito durante sus últimos años en el fútbol profesional. A comienzos de este año sufrió una aparatosa lesión en la rodilla que lo alejaría para siempre del fútbol, teniendo en cuenta su avanzada edad y lo complejo de la fractura.

Sin embargo, el atacante argentino puso voluntad, mostró su deseo de volver y en contra de todos los pronósticos, volvió a jugar después de seis meses de ausencia, tiempo total que duro su recuperación. La alegría de los argentinos y del Inter de Milán fue total, ya que recuperaban a uno de sus eternos goleadores.

Pero, cuando todo iba bien y estaba teniendo sus primeros minutos de la temporada, Diego Milito se volvió a lesionar y esta vez estará un mes más alejado de los terrenos de juego, que ha vuelto a poner en duda la continuidad de su carrera deportiva.

Tras estar alejado hasta septiembre pasado de los terrenos de juego por problemas de rodilla, el futbolista argentino tendrá que volver a guardar reposo, al sufrir una elongación del recto femoral de la pierna izquierda, según las pruebas médicas de las que informó el Inter en un comunicado.

El delantero argentino, de 34 años, acusó molestias musculares durante el entrenamiento de ayer, que en principio parecían que no tenían importancia, pero los exámenes médicos de las últimas horas concluyeron que deberá guardar reposo, al menos, treinta días.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!