El atacante uruguayo quiere jugar la Liga de Campeones y el club inglés prometió dejarle irse si no conseguía clasificarse.

Luis Suárez está viviendo en el Liverpool algo similar a lo que sucede en el Tottenham con Gareth Bale. El talentoso futbolista es consciente de sus capacidades y no quiere durar una temporada más sin disputar la Liga de Campeones. Con su actual equipo no podrá hacerlo la campaña que viene y por eso ha pedido que se le deje ir a otro club.

Bale tiene una jugosa oferta del Real Madrid y ni así los directivos del Tottenahm han querido venderlo. Por Suárez hay interés de varios equipos y aunque todavía no ha habido ofertas oficiales, el Liverpool tiene claro que su idea es mantener al goleador y figura de las últimas dos temporadas.

El delantero uruguayo no soporta más esta situación y por eso pide al equipo inglés que le deje marchar a un equipo si vaya a disputar la Champions durante la temporada que está por arrancar. Aunque muchos piensen que se trata de un capricho, La puja de Luis Suárez es coherente con las promesas que le hicieron las directivas hace algún tiempo.

En declaraciones a los diarios británicos «The Guardian» y «The Daily Telegraph», Suárez, de 26 años, afirmó que el club inglés acordó dejarle marchar esta temporada si no lograba la clasificación para la máxima competición europea y se mostró dispuesto a forzar su traspaso antes del 2 de septiembre.

«El año pasado tuve la oportunidad de marcharme a un gran equipo europeo y me quedé a condición de que, si no lográbamos la clasificación para la Liga de Campeones, me dejarían ir», reveló el uruguayo, segundo máximo goleador de la pasada liga inglesa con 23 tantos.

«He hecho saber en privado muchas veces el deseo de irme pero creo que ya es hora de que sea público», comentó el polémico jugador, a quien la federación inglesa de fútbol (FA) impuso diez partidos de suspensión el pasado abril por morder al defensa serbio del Chelsea Branislav Ivanovic.

En el centro de la batalla por su marcha está la cláusula de rescisión incluida en el último contrato que Suárez firmó con su todavía equipo el pasado agosto y que asciende a 40 millones de libras (46 millones de euros).

«Me dieron su palabra hace un año y ahora quiero que cumplan. No es algo verbal con el entrenador sino algo que está escrito en el contrato. No es que quiera marcharme para hacer daño al Liverpool», manifestó finalmente el reprimido Luis Suárez.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!