El conjunto alemán se enfrentó a un equipo conformado por trabajadores internos, en el que fuera su primer partido de pretemporada.

Después de su presentación oficial y una semana de trabajos con gran parte del grupo, Josep Guardiola se estrenó como director técnico del Bayern Múnich en un tradicional partido amistoso que año tras año se disputa ante un equipo conformado por trabajadores del club bávaro.

El resultado reflejó la diferencia entre ambos equipos (15-1) aunque en la primera parte el marcador solo reflejara un 3-0 para el actual campeón de Europa, que se ha unido al mejor técnico de los últimos años para formar un temible equipo que muy seguramente volverá ser protagonista durante el próximo curso.

Las anotaciones del Bayern Múnich llegaron por intermedio de Weihrauch (4), Green (3), Weiser (2), Ribéry (2), Müller, Kroos, Markoutz y Rankovic, que convirtieron de a un tanto. Pep aprovechó para hacer probaturas como colocar a Müller e incluso Ribery de delantero centro, algo que hacía en el Barcelona con Lionel Messi, su falso «9».

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

11.000 personas agasajaron a Guardiola, que no paró de hacer indicaciones a sus jugadores. El Bayern seguirá trabajando en Munich hasta el 4 de julio, fecha en la que se marchará a Trento, el norte de Italia, para comenzar un ‘stage’ que durará 10 días.

Al final del partido habló en conferencia de prensa Sammer, el director deportivo, quien respaldó desde ya la campaña de Pep. «La palabra del entrenador siempre ha sido muy importante. Vamos a consultar todo con él».

Por último, habló del comportamiento de Pep durante el partido: «He observado a Guardiola en el camino: primero habló, luego durmió y al final escribió mucho».

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!