Florentino Pérez quiere que el nuevo escenario deportivo del Real Madrid sea muy similar al majestuoso ‘Madison Square Garden’

Además de ser destacado como uno de los hombres que más ha durado en la presidencia del Real Madrid, Florentino Pérez se ha ganado su lugar entre los máximos dirigentes blancos gracias a sus ambiciosos proyectos, que han dejado muy buenos ingresos a las arcas del club.

Entre los multimillonarios proyectos que ha promovido el presidente merengue se destacan dos en especial: el primero, la construcción de una isla deportiva en Arabia; y, segundo, la creación del nuevo Santiago Bernabéu, que además de ser un lujoso y moderno estadio, será un gran negocio para los intereses económicos del conjunto español.

Lo que pretende Florentino con la reestructuración del escenario deportivo es poder tener un estadio bonito por fuera y que posea un negocio brutal por dentro. El modelo a seguir es nada más y nada menos que el prototipo que se maneja en el ‘Madison Square Garden’ de Nueva York, considerado el mejor, más grande e importante coliseo del mundo.

Se trata de dotarlo de una galería de tiendas y negocios de todo tipo alrededor del estadio, al más puro estilo de un centro comercial con el objetivo de facilitar de todo al aficionado. La imagen actual de los vomitorios y accesos al estadio darán lugar a un gran anillo de comercios.

También, se busca que el seguidor entre en el estadio y no necesite salir para nada, aunque lo haga muchas horas antes de que se dispute el partido. La idea es brindar comodidad a los hinchas, aunque el objetivo principal es sacar los mejores dividendos de esta propuesta sin precedente en la historia.

Las matemáticas son exactas y las cuentas que maneja el Real Madrid sólo corresponden a las de un proyecto en el que se invertirá mucho, con la garantía de que rápidamente se recuperará la cantidad empleada para ejecución de este magno estadio, que también servirá para el comercio.

En ese orden, el Real Madrid espera sacar 120 millones de euros anuales extras exprimiendo al máximo el nuevo Santiago Bernabéu. Por un lado, se calcula que se podrán obtener 60 kilos del inmobiliario —la explotación del espacio en forma de negocios varios— y otra cifra similar en intangibles.

Lo más llamativo de todo, es que estos ingresos están al margen de los beneficios por los abonos y el taquillaje. A día de hoy, por este concepto de explotación del estadio el conjunto blanco percibe alrededor de 160 millones por temporada, pero incluyendo las taquillas y los abonos.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!