Fútbol Argentino, donde los grandes son cada vez más pequeños

River Plate, Boca Juniors, Racing de Avellaneda, Independiente y San Lorenzo, las principales víctimas de este fenómeno deportivo.

Si los considerados mejores equipos del mundo (Real Madrid y Barcelona) no la pasan bien en la Champions League, los mejores del fútbol argentino ni hablar. El actual torneo está siendo protagonizado por equipos ‘chicos’ y los grandes sufren ante esta revelación deportiva de sus rivales.

Cuestionados, derrotados y hasta humillados por equipos humildes de categorías menores, los pesos pesados del fútbol argentino naufragan en una crisis deportiva que los ubica en el centro de todas las críticas y los cuestionamientos.

“¿No te da vergüenza?”, titula el diario deportivo ‘Olé’ en su portada con Ramón Díaz en la foto principal. La derrota de River Plate por 1-0 frente a Estudiantes de Buenos Aires (juega en la Tercera División de Argentina) en Catamarca por los dieciseisavos de final de la Copa Argentina representó uno de los papelones más grandes de su historia.

Un caso similar al de River vive Racing de Avellaneda. También en la Copa Argentina, fue derrotado por Tristán Suárez y el presidente de la Academia, Gastón Cogorno, disparó: “Esta eliminación genera un antes y un después. Nos complica mucho. Lo que pasó con Tristán Suárez fue un papelón”.

En Boca Juniors, el contexto no es muy diferente. Es la primera vez en su historia que Boca ganó apenas un partido en las diez primeras jornadas de un torneo (lleva seis empates y tres derrotas) y recientemente fue goleador por 6-2 por San Martín de San Juan, un equipo que lucha por la permanencia en Primera División.

Independiente y San Lorenzo están a tono con el resto de los grandes. ‘El Rojo’ está casi fuera de combate, en descenso directo, con nuevo entrenador y soportando la furia de sus aficionados, que ven como inevitable el descenso a Segunda División por primera vez en su historia. Y San Lorenzo perdió al portero y capitán (Pablo Migliore, quien está preso) y el equipo de Pizzi sufre por sus altibajos en el torneo Final.

Con lo visto durante estas primeras 11 jornadas la conclusión es una sola: los grandes son cada vez más pequeños porque los chicos ya no les temen. Las estadísticas son contundentes y la problemática ha quedado a la luz de los aficionados.

Fuente: Marca.com


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!