El defensa colombiano deja las filas del Udinese y se incorpora al equipo en el que milita su compatriota Camilo Zuñiga.

No llevamos más de dos semanas de este nuevo año y los jugadores colombianos siguen siendo noticia en el mundo. A los recientes reconocimientos que ha recibido el país con los goles de jugadores como Falcao García, Jackson Martínez y Carlos Bacca, se les suma el nivel de codicia y deseo que algunos futbolistas cafeteros generan entre los grandes clubes del viejo continente.

Ese es el caso de Pablo Armero. El lateral izquierdo, figura del Udinese, se convirtió en este principio de 2013 en uno de los jugadores más apetecidos de la liga italiana y en las últimas horas es noticia por su reciente traspaso al Nápoles, equipo en el que compartirá vestuario con su compatriota y colega Juan Camilo Zuñiga.

En ese orden de ideas, el Udinese italiano llegó a un acuerdo para la cesión al Nápoles del talentoso, veloz, polivalente y resistente lateral izquierdo colombiano Pablo Armero, quien desembarcó en el fútbol de Italia en 2010 procedente del Palmeiras brasileño.

Según informó en un comunicado el Nápoles, tercero en la clasificación de la Primera División (Serie A) de la Serie A, el acuerdo entre ambos clubes se produce en forma de una cesión con opción a compra.

Ayer jueves el futbolista colombiano, de 26 años y quien desembarcó en en 2010 en el Udinese (único equipo italiano en el que ha jugado hasta ahora), se sometió a las pruebas médicas pertinentes, tras las que se firmará formalmente el acuerdo de su contratación.

Tras militar en el América de Cali hasta 2008, Armero fichó después por el Palmeiras, paso previo a su desembarco en el fútbol italiano. Ahora, al servicio del Nápoles, tendrá una nueva oportunidad de seguir escribiendo con letra mayúscula su nombre entre los mejores de la liga italiana, al igual que lo hizo la temporada anterior cuando se quedó con un puesto en el equipo ideal del certamen italiano.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!