Benzema y Ribéry serán juzgados por prostitución de menores

Los futbolistas franceses deberán enfrentar este escándalo tras haber “tenido” relaciones sexuales con una joven menor de 18 años.

Aunque suene raro y todo, el fútbol y el sexo son dos cosas contradictorias que siempre han ido de la mano. El fútbol es reconocido como el deporte rey y el sexo como la actividad más placentera y practicada por los seres vivos. Eso explica por qué las mujeres ven en los futbolistas a sus ‘amores platónicos’ y por qué ellos tienen un ‘apetito’ voraz por la carne humana.

Y pensándolo bien… a la larga, desde mi punto de vista, eso no tiene nada de malo. Dios nos creo con la capacidad de reproducirnos y no es pecado tener sexo abundancia. Sin embargo, parece ser que los futbolistas han entendido mal la creación de Dios, dejándose llevar por su adrenalina y su pasión, que los ha convertido en las personas que más escándalos sexuales protagonizan en el mundo.

El más reciente de los escándalos de este tipo tiene como protagonistas a dos jugadores franceses, Karin Benzema (Real Madrid) y Franck Ribéry (Bayern Múnich), quienes serán juzgados ante las leyes de su país por prostitución de menores. En el juicio, que se llevará a cabo a finales de junio, ellos son acusados de haber recurrido a los servicios sexuales de una joven conocida como “Zahia” cuando esta todavía no había cumplido 18 años.

Benzema y Ribéry tendrán que comparecer ante el Tribunal Correccional de París cuatro días en junio, el 18, el 19, el 25 y el 26, según la información confirmada por fuentes judiciales y publicada hoy en el sitio internet del diario deportivo “L’Equipe”.

La prostituta, de origen marroquí, afirmó durante la fase de instrucción que los dos futbolistas tuvieron relaciones con ella cuando era menor, pero que ignoraban su edad.

En la misma línea, el jugador del Bayern de Múnich aseguró que desconocía que Zahia no tenía todavía 18 años, mientras que el madridista sostuvo que no había mantenido relaciones sexuales con ella.

La mujer declaró ante el juez de instrucción que en el transcurso del supuesto encuentro sexual con Benzema en una suite del hotel Le Méridien de París en mayo de 2008 –cuando ella tenía 16 años y él 19-, le pidió al futbolista 1.000 euros pero que sólo le pagó 500.

En el caso de Ribéry, la inculpación se sustenta en una orgía en la que supuestamente habría participado con ella y otra amiga en Múnich.

Ahora, la legislación francesa prevé penas de hasta tres años de cárcel y 45.000 euros de multa para los clientes de prostitutas menores de 18 años, aunque para eso se tiene que demostrar que conocían la condición de menor. Benzema y Ribéry deberán presentarse ante la justicia de su país y definir cual es la verdadera versión de lo sucedido.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!