El atacante colombiano fue confirmado por el conjunto mexicano como el principal refuerzo del 2013.

Teófilo Gutiérrez se ha caracterizado por ser uno de los jugadores más díscolos del fútbol colombiano, de Sudamérica y por que no… del mundo. Su talento y capacidad goleadora siempre ha contrastado con su actitud y su forma personal de ser. Los incidentes que provocaron su salida del Racing de Avellaneda acabaron con la admiración que tenían los argentinos hacía él.

Tras salir del conjunto argentino, Teo regresó a colombia para jugar con el Junior de Barranquilla. Lo hizo a mitad de año, disputó todo el segundo semestre y su juego le ha vuelto a abrir las puertas del exterior. El fútbol mexicano es su nuevo destino y el Cruz Azul fue el equipo que logró quedarse con sus goles.

En ese orden de ideas, el jugador colombiano tendrá un contrato por tres años. El 50 por ciento de los derechos comerciales de Teófilo pasaron a ser propiedad del Cruz Azul.

Además, también se conoció que el delantero Carlos Carbonero, actualmente en el Arsenal de Sarandí argentino, podría acompañar a Gutiérrez ya que los mexicanos pretenden quedarse con el 50 por ciento de sus derechos deportivos, tasados en 4 millones de dólares.

Carbonero fue prestado a principio de este año al Arsenal, equipo fundado por Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Aunque Arsenal no paga por el jugador, sí lo ha valorizado y lo podría hacer aún más con su participación en la Copa Libertadores 2013, lo que tiene pensando a sus empresarios si dejarlo ir o no para México. Por el jugador también existen ofertas del fútbol francés y español.

De hacerse oficial la vinculación del también colombiano, compartirían equipo durante el próximo año.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!