El polémico estratega merengue se convirtió en el centro de las criticas al poner al capitán del equipo como suplente.

El planeta fútbol está desde ayer hablando de un hecho que sorprendió en el momento y que aún tiene a muchos consternados; Iker Casillas fue suplente del Real Madrid, después de 10 temporadas en las que fue titular y capitán indiscutible del equipo blanco. José Mourinho fue quien tomó la decisión de dejar al también capitán de la selección española sin oportunidad ante el Málaga. El Real perdió (3-2) y las criticas volvieron a caer sobre el polémico entrenador luso.

Más allá de la derrota, lo que todo el mundo se cuestionaba eran las razones de por qué Mou decidió dejar a Casillas en el banquillo. Por ello, en la rueda de prensa posterior al mencionado choque, los periodistas se lanzaron con oleada de preguntas que terminaron desvelando los motivos por los que Casillas fue suplente ante el Málaga, en el último partido del año. Mourinho se mostró tranquilo y seguro de sus decisiones, afirmando que no ha pensado en irse del club.

«Es una decisión técnica, del entrenador, que analiza la situación, los jugadores que están a disposición y elige su equipo para jugar. Es una decisión puramente técnica. Podéis inventar las historias que queráis, pero es una decisión técnica, nada más», señaló Mou.

«En mi opinión, Adán está mejor que Iker. Como es el entrenador el que elige, y como yo sólo tengo como opiniones válidas la de mis asistentes, lo hemos decidido así. Y como se ha desarrollado el partido, el trabajo del portero no ha tenido influencia en el resultado, me parece que no es una historia», explicó el portugués.

Luego, dejó claro que la Liga está descartada: «El Madrid fue campeón la temporada pasada y le sacó nueve puntos al segundo. Esta temporada estamos a una distancia insuperable, pero tenemos que asumir la responsabilidad de que no estamos haciendo un buen campeonato. La temporada pasada estábamos nosotros arriba, no quiero huir de las responsabilidades ni es una justificación, pero es así, es la realidad».

Eso sí, ni piensa en dejarlo ni cree que corra peligro su cargo en el cuadro merengue. «¿Temer por mi puesto? No, ni pensarlo, en ningún momento, y además no soy un niño. Los entrenadores sabemos que el fútbol no tiene memoria y que sólo cuenta lo que has hecho hoy. No cuenta el trabajo ni los títulos y si yo sintiera que los jugadores no quieren, soy demasiado honesto para luchar en una batalla perdida, pero los jugadores quieren. Han hecho un partido para ganar hoy y ante el Espanyol, pero cuando no estás no estás. No les sale».

Por último, el técnico no tiene nada que reprochar a sus jugadores en este partido: «A mí me duele siempre perder, pero más cuando no das y hoy hemos dado. Ya he dicho a los jugadores en el minutito que he hablado con ellos, que se pueden ir con la tristeza de perder pero con la tranquilidad que han hecho lo posible».

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!