Enrique Domínguez, técnico de Leo cuando militaba en Newell’s Old Boys, desveló varias historias de ‘La Pulga’.

Lionel Messi se ha convertido con el pasar de los años en el mejor jugador del mundo. También, está haciendo cosas extraordinarias, que lo tienen de camino a ser el mejor futbolista de todos los tiempos. Su presente es arroyador y todo el mundo lo conoce gracias al auge que tiene el Internet y a la popularidad del fútbol. Sin embargo, detrás de esa figura en la que se ha convertido el delantero del Barcelona hay un pasado no muy bueno, que le da mucho más merito a lo que está haciendo el ariete argentino.

Pero quien mejor que Enrique Domínguez, entrenador del crack azulgrana en Newell’s, para contarnos los por menores del surgimiento de Leo Messi. El argentino, uno de los descubridores de Lionel, aunque se ruboriza cuando se lo recuerdan, ha recordado en una entrevista a ‘La Xarxa’, algunos momentos del jugador en su primera etapa como futbolista. Sus declaraciones son bastante conmovedoras y dejan ver el origen de la humildad que ha caracaterizado a Messi.

«Le entrené cuando tenía 11 y 12 años. Leo desde chiquito ya nos maravillaba», valoró.

Además, ha explicado varios capítulos de la vida de la Pulga: «Cuando el estadio de Newell’s se estaba remodelando, se jugaba en el estadio de Central, en Rosario. En el entretiempo Leo hacía juegos y no se le caía la pelota de los pies, ni de la cabeza, ni de los hombros. Tenía ocho o nueve años, la gente le ovacionaba. Y era un estadio para 45 mil personas. Ya se habrán enterado que aquel piojito era Leo Messi. Era increíble, lo mismo que ahora hace en Barcelona, ya lo hacía entonces. Leo sigue marcando la diferencia».

Luego, en medio de las lagrimas, recordó la actitud de Lio en el vestuario. «Era muy chiquitito, hay una historia que me impresionó. Él siempre se ponía la camiseta de espaldas a nosotros, de frente a la pared. Suponía que había algo, un día sin querer vi su pecho y no tenía caja torácica, tenía el pecho muy hundido. Gracias a Dios, gracias al Barcelona y a la gente de Barcelona, cayó en ese lugar, si hubiera caído en otro lugar no hubiera sido lo que es hoy».

«Leo siempre fue un chico tímido pero muy pícaro. Tiene que ver con la educación de sus padres. Siempre fue líder. Leo hará el gran despegue cuando asuma que la cinta de capitán se la dieron porque se la ha ganado, porque es un líder natural como Xavi y como Iniesta», añadió sobre el astro de Rosario.

El entrenador argentino, que espera que Messi disfrute del fútbol hasta los 70 años, ha remarcado su buen carácter. «Leo no protesta, no insulta, no se queja, no agrede por más que le peguen», ha opinado.

«Leo ya ha superado a Maradona. A Leo le falta una cosita que es un título con la selección argentina. Quiera Dios que el título que le falta sea en Brasil pero hoy Leo ha sobrepasado a Maradona, está por encima. Creo que va a ser el jugador de la historia del fútbol del mundo», agregó finalmente, en el mencionado canal radiofónico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!