El joven y talentoso colombiano se sinceró en una entrevista concedida al portal informativo de la UEFA.

James Rodríguez, a quien en Portugal apodan el ‘niño maravilla’, está demostrando jornada tras jornada el por qué de lo catalogan así. Su arranque de temporada con el Porto está siendo fulminante y se relaciona con el espectacular cierre de campaña que tuvo el curso anterior. Su talento toma protagonismos en el viejo continente y en varios países ya se está hablando de él.

Ademas, sus servicios ya han sido cotizados y ofertados por varios clubes referentes del fútbol europeo. El Manchester United ha sido el más incisivo, pero las directivas del Porto no han querido dejar ir a su ‘joya’. Pese a su juventud, James se ha convertido en el líder del mediocampo de los ‘dragones’ y de la selección Colombia. Con el «10» a su espalda, el nortesantandereano se ha ganado un cupo en la titular de su equipo y su selección.

Por ello, el portal digital UEFA.com, decidió realizarse una entrevista al volante colombiano, con el único objetivo de conocer un poco más su pensamiento y tocar varios temas relacionados con su presente, el de su equipo y el de algunos de sus compatriotas. James se comportó como todo un ‘señor’ y respondió con mucha experiencia a cada una de las preguntadas realizadas.

«Es bueno tener compatriotas en el mismo club. Siempre es importante. Tener una compañía del mismo país siempre es algo bueno», dijo sobre la importancia de compartir vestuario con algún compatriota.

En esa linea, continuó hablando de Jackson Martínez, su compañero, compatriota y colega. «Jackson es un gran jugador, que le gusta hacer goles. Esperemos que siga en grande esta temporada y que nos pueda ayudar mucho».

Luego, mostró lo emotivo que es para él jugar un torneo como la Liga de Campeones. «Es increíble escuchar ese himno de la Champions, que uno siempre escuchó cuando era pequeño. Y uno ahora se llena de mucha alegría. Y por eso mismo cuando uno está en la cancha intenta jugar con esa alegría».

Rodríguez dijo que la clave para su temprano éxito es su humilde disposición de seguir aprendiendo a pesar de que con solo 21 años, el juvenil crack de Colombia ya es una de las figuras del fútbol mundial. «Yo siempre aprendo cosas. Soy joven y estoy en un proceso en el que estoy aprendiendo. Trato de ver grandes jugadores para también aprender cosas».

«En el fútbol de ahora dos cosas son importantes, jugar rápido y pensar rápido. Así que no solo el numero 10 debe jugar rápido sino también todo el equipo», repuntó el «10» cafetero al mencionado portal deportivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!