4 minutos necesitó Messi para que ganara el Barcelona

El delantero argentino se apuntó un doblete en los 31′ minutos que jugó frente al Getafe.

El Getafe no pudo en su estadio con el Barcelona y terminó cayendo derrotado (1-4), en un emotivo juego enmarcado por la capacidad goleadora de la ‘pulga de oro’. Se pondría en ventaja el conjunto visitante con una anotación de Adriano (minuto 32′), tras una gran jugada individual de Cesc Fábregas. Aumentaría diferencias el Barcelona por intermedio de su goleador Lionel Messi (minuto 73′ y 77′), quien convirtió en dos ocasiones. Primero de pena máxima y luego, culminando una gran acción colectiva. Descontó el Getafe con un gol de Sarabia (80′ minutos), gracias a un desvió de su disparo en Mascherano. Sentenciaría el marcador David Villa (minuto 90+1′), con una gran definición.

Luego de una primera media hora bastante dominada por el Barcelona y controlada defensivamente por el Getafe, el cuadro visitante logró ponerse en ventaja. Jugadón de Fábregas, que avanzó veloz con la pelota pegada al pie quebrando la salida de varios rivales. Antes de llegar al área chica se la pasó a Adriano, quien remató de primera y convirtió ante el achique del portero local. Con esa mínima ventaja a favor del conjunto azulgrana, se finalizó un primer episodio emotivo y disputado, que dejo muy buenas sensaciones de cara a lo que podría ser el segundo tiempo.

Para el periodo complementario llegaron los cambios. Primero ingresó Mascherano por Carles Puyol, quien debió abandonar el terreno de juego al sentir dolores en su rodilla izquierda. Luego, salió Thiago Alcántara, para darle paso al goleador Lionel Messi. En los pies del ariete argentino llegó el segundo gol del Barça, tras convertir un penal sancionado por una falta de Valera, quien se comió un recorte de Pedro y le terminó haciendo zancadilla.

Sólo un par de minutos más tardes, una buena jugada colectiva, en la que la pelota le llegó a Montoya, el canterano centró rasó, desvió un defensa y Messi la empujó a gol en la linea, para aumentar aún más las diferencias. Sin embargo, Sarabia disparó a meta. Le salió algo desviado el chut y le dio a Mascherano en la cabeza. El balón se metió en la portería sin que Valdés pudiese hacer nada. Finalmente, maravilloso control de David Villa con el pecho ante Valera. Le pusieron un centro magnífico y el delantero definió por entre las piernas del portero Moyà.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!