`Top 5´ los futbolistas más odiados del mundo

Una relación de esos jugadores que pese a su gran manera de jugar, son odiados por miles de hinchas en todo el planeta.

Si bien sabemos que los futbolistas ademas de ser admirados por su manera de jugar, tienen una gran influencia en la sociedad, donde muchos de sus seres anhelan ser como ellos. Pero no todo es color de rosa y no todo lo que hacen nuestro ídolos, son cosas de admirar y querer copiar.

No debemos olvidar que antes que futbolistas son seres humanos y por ello, al igual que nosotros se equivocan y tienen actitudes reprochables por muchas personas que tienen sus ojos puestos en este deporte. En ese orden de ideas, a continuación te presentó la relación con cinco de los jugadores más odiados por el planeta fútbol.

Podemos ver a jugadores consolidados como Van Bommel y Ashley Cole, o un Neymar que, pese a comenzar hace poco su carrera, ya se ha ganado la animadversión de millones de personas.

1. Neymar (Santos)

Lleva cuatro días (es un decir) en el mundo del fútbol y, pese a su juventud, ya se ha ganado el odio de medio Brasil. Sus regates, en ocasiones excesivos y sin sentido, son entendidos como una humillación hacia el rival. Demasiadas bicicletas y un empalagoso juego en el que, a veces, hay más fuegos artificiales que efectividad.

Además, sus apariciones en conciertos y fiestas, sumado a los gestos y la apariencia de tipo chulo y despreocupado, le han llevado a que muchos lo miren de otra manera. Deberá modificar su comportamiento cuando aterrice en Europa. Pues la anarquía no existe en el Viejo Continente.

2. Ronbinho (AC Milan)

Hizo muchas bicicletas en Brasil y fue fichado por el Real Madrid. El día de su debut, contra el Cádiz, firmó veinte minutos maravillosos. Y ya. Esa ha sido su carrera deportiva. Vive de lo que hizo aquella noche en el Ramón de Carranza.

Más conocido por las juergas nocturnas que por partidos en los que se mostró decisivo (que levante la mano el que pueda decirnos tres encuentros), Robinho se ganó el odio de un gran sector del madridismo, ya que se quedó en nada cuando lo cierto es que prometía mucho. El fútbol no necesita jugadores que se aprovechen de él.

3. Mark Van Bommel (AC Milán)

Parecía un centrocampista limpio, noble y que siempre aportaba algo, especialmente cuando llegó a España para jugar en el Barcelona. Sin embargo, el paso de los años lo convirtió en un jugador sucio y que confundía la agresividad con violencia.

En la final del Mundial 2010 la tomó con Andrés Iniesta, hasta el punto de sacarlo de quicio, algo que no ha conseguido nadie nunca. Van Bommel es el claro ejemplo de un futbolista que, cuanto más maduro debe ser, más infnatil parece.

4. Cristiano Ronaldo (Real Madrid)

Desde que llegó a España, se convirtió en un blanco fácil para las aficiones rivales. Sus gestos de cara a la galería no facilitaron su adaptación al fútbol español. Además, frases como “a ver si el Barcelona nos mete ocho a nosotros (y días después cayeron 5-0 en el Camp Nou)”, fueron perjudiciales para él.

Por si fuera poco, es inestable emocionalmente, algo que aprovechan los hinchas de los equipos contrarios para sacarlo de quicio. Un simple cántico como “Messi, Messi” es suficiente para sacar a relucir toda la ira de Cristiano Ronaldo. En el Bernabéu lo adoran. En el resto del país lo odian.

5. Pepe (Real Madrid)

“Es el mejor central del mundo”, aseguran muchos cuando hablan de Pepe. “Asesino”, le gritan los aficionados rivales. Sin entrar a valorar el cien por cien de cada palabra, lo cierto es que estamos ante un jugador de gran nivel que, sin embargo, pierde los papeles muy a menudo.

Todo empezó con una brutal agresión sobre Casquero, producto de una enajenación mental transitoria. A partir de ahí, cada patada suya sirve para abrir una batalla. Pasado de revoluciones en muchas ocasiones, hay momentos en los que más que un jugador de fútbol parece un caballo desbocado.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!