Guardiola se va, pero Messi y compañía se quedan

El legado del estratega español se resume en el ‘Pep team’, que dividió en dos la historia del Barcelona.

En varias partes se ha dividido la separación de Guardiola y el Barcelona. Pep ya se despidió del Camp Nou, el próximo sábado dirá adiós a la liga y el 25 de mayo en Madrid, dejará la Copa del Rey y el plantel con el que lo consiguió todo en cuatro temporadas. Su legado será recordado durante la historia como una de las épocas doradas del Barça, pero ademas será inolvidable su paso por el banquillo blaugrana, porque con el nació el ‘Pep-team’ que llevó al Barcelona, a la cúspide del fútbol mundial.

Guardiola no sólo ha mimado a los jugadores salidos de la cantera azulgrana, sino que su apuesta por ellos ha sido rotunda. Sin ir más lejos, en el último título logrado por el Barça, el Mundial de Clubes ante el Santos, el técnico alineó a nueve jugadores de la casa. Sólo Alves y Abidal no lo eran. En su primera temporada subió a jugadores como Busquets o Pedro y recuperó a Piqué. En su adiós, Tello, Cuenca y Montoya son sus últimas apuestas.

Heredero de las ideas revolucionarias de Cruyff, Guardiola ha conseguido la evolución perfecta. Nadie ha logrado quitar la posesión de la pelota al Barcelona de Guardiola durante estas cuatro temporadas. Y a través de tener la pelota, todo lo demás, incluyendo batirse a sí mismo logrando en su última temporada el récord de goles de la historia del club, con 180.

Según Guardiola, él no tiene mucho que ver con la explosión definitiva de Messi. “Sólo he intentado ayudarle y que se sintiera lo más cómodo posible. Él me ha hecho a mí mejor entrenador”. Darle libertad dentro del campo, libertad fuera de él y enseñarle a cuidarse y controlar su alimentación son algunas cosas tangibles que ha hecho con Messi. Pep se va, pero el mejor Leo Messi se queda.

En conclusión, si el Barça es más que un club, Guardiola ha sido algo más que un entrenador. En muchas ocasiones fue la única voz también del club en temas institucionales. En teoría Rosell y su junta lo han hecho de forma impecable para asegurar la continuidad de la herencia de Pep. El mismo día que anunció su marcha, el club comunicó que Tito Vilanova sería su sucesor. Sobre el papel, nadie mejor que la mano derecha de Guardiola para atenuar el golpe de la pérdida.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!