Erró un penalti que hubiera significado la clasificación del Barcelona.

Es tan extraño estar hablando cosas negativas de un jugador como Lionel Messi, que nos tiene acostumbrados a hablar de récords, goles y actuaciones extraordinarias. Pero parece ser que Dios está molesto con los terrícolas que consideran al argentino de otro planeta y por ello ha enviado una mala presentación de la ‘pulga’, para que no quede duda y todos se convenzan de que al igual que nosotros, es un humano y como condición terrenal, también se puede equivocar.

Se que esto causará controversiales reacciones, pero para nadie es un secreto que la actuación de Messi ante el Chelsea en las semifinales de la Champions, ha sido una de las peores, si no es la peor, que se le ha visto al delantero gaucho con el conjunto catalán. ‘Lio’ lució desenchufado, sin iniciativa ni creatividad y terminó redondeando su peor noche, con un cobro de penalti que se estrelló en larguero y que le hubiera significado a su equipo, la clasificación parcial a la anhelada final del certamen.

Cuando marcó Fernando Torres con el tiempo ya cumplido y mientras el banquillo del Chelsea estallaba de júbilo Leo Messi se quedó clavado, espalda gacha, las manos sobre las rodillas, mirando al césped. Así siguió el argentino durante un buen rato, hasta que se reanudó el juego. ¿Cuántas veces debió pasarse por la cabeza el penalti que había fallado? ¿Cuántas más se le pasarán? La mala suerte a menudo se ceba con quien menos se lo merece. Y Messi, que lleva una temporada primorosa batiendo récords, lo comprobó anoche.

El Chelsea desde luego es gafe para Messi, ya que ayer sumó su octavo partido sin conseguir marcar ante el conjunto inglés. Los siete anteriores se habían saldado con dos derrotas, cuatro empates y sólo una victoria. Messi, por cierto, acostumbra a saldar cuentas. Sólo tiene 24 años y un futuro prometedor por delante.

Que el Barça dependía de Messi lo sabía todo el mundo. ¿Cómo no depender de un jugador que lleva nada menos que 63 goles esta temporada? Lo malo es que el delantero ha dejado de ver puerta justo en el peor momento. Con el de ayer suma tres partidos consecutivos sin marcar, algo que no le sucedía desde el pasado mes de enero y ahora los partidos eran mucho más trascendentes. La eliminatoria frente al Chelsea y el Clásico.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!