Piqué completó frente al Villarreal 100 partidos de Liga española jugados con el Barcelona.

Aunque para muchos esto es algo normal, los 100 partidos del defensa español con el conjunto catalán, tienen un significado especial en este futbolista de sangre azulgrana. Gerard Piqué (2 de febrero de 1987) no tiene la misma sangre que el resto. Tiene la misma de su abuelo, que fue vicepresidente del Barça apellidándose Bernabéu, palabra que aparece al lado de Piqué en el DNI de Gerard. El zaguero culé alcanzó el centenar de partidos en Liga con el Barcelona este sábado contra el Villarreal. A sus 24 años, parece que lleva toda la vida en Can Barça, su casa, de la que se fue a Inglaterra para volver hecho un hombre. Llegó a la Masía con 10 años para jugar en el Alevín B y cuando era un juvenil se atrevió a marcharse de su tierra para fichar por el Manchester United.

Piqué llegó a los 100 partidos de Liga con el Barça

Previo a este corto viaje pasó una temporada por Zaragoza, donde comenzó a echar espaldas de gigante y hasta jugó en el centro del campo, algo que no hace cualquiera. En 2008 el Barcelona estaba buscando un abogado y Guardiola ni se lo pensó. Era todo más fácil de lo que parecía. Pep se acordó de ese chaval y lo devolvió a casa después de sentirse inglés. Costó 5 millones de euros. Desde ese día el Barça recuperó un defensa central para toda la vida.

Desde ese día han pasado un centenar de encuentros ligueros y sabemos que Gerard podría jugar hasta de delantero y nadie se preguntaría si el chico también entrena cómo superar a otros defensas. Piqué es diferente a los demás. Lo tiene todo. Va bien por alto, es un antílope y hasta saca el balón como hacía Beckenbauer, el defensa que cambió el mundo enseñando al resto que el ataque empieza en la retaguardia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!