Los jugadores de la liga española que tuvieron una discusión en el encuentro entre Barcelona y Sevilla, hicieron las pases a través de una llamada telefónica, arreglando sus diferencias y aclarando lo sucedido en los minutos finales de este duelo, correspondiente a la octava jornada de la liga ibérica. Cesc habría insultado con palabras `racistas´ al jugador de Malí, quien agarró del cuello al español y lo empujó, hasta `golpear´ levemente su cara. Horas después del suceso, los jugadores hicieron uso de sus cuentas en `Twitter´, para dar a conocer su versión de los hechos, pero al final fue Kanoute, quien puso fin a la polémica: «Cesc y yo hemos hablado por teléfono. La cosa se explicó y los dos somos adultos y conscientes de nuestra culpa ayer. Se acabó», señaló en su cuenta de twitter, el atacante africano.

Cesc Fábregas y Kanouté hicieron las pases«Acabo de mantener una conversación telefónica con Kanouté y los dos hemos aclarado lo que pasó ayer. Nos hemos pedido perdón mutuamente y dado el tema por terminado. Ahora sólo queremos que se hable de fútbol», explicó Cesc.
Antes de la conversación telefónica, los dos jugadores cruzaron tweets en internet. Kanouté pidió perdón por la imagen que dio y justificó que antes fue provocado por Cesc. «Siento mucho lo ocurrido ayer. No fue ejemplar. No obstante, hubo provocación e insultos».

Mientras que Cesc aseguró que no realizó ningún insulto racista. «Quiero desmentir claramente que haya hecho algún tipo de insulto racista hacia algún jugador del Sevilla. Toda la vida he jugado con gente de todo el mundo y todas las religiones, comparto vestuario con un jugador malí, llevo un tatuaje árabe, y mi pareja es libanesa. No hay muestras más evidentes de que no tiene sentido. Ahora a pensar en el Granada que es lo que toca».

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!