Mario Balotelli tendrá que declarar ante juzgado, por supuestas fotos en las que el jugador aparece con dos mafiosos.

Según publican los principales diarios de Italia, el polémico delantero italiano del Manchester City Mario Balotelli, fue citado por Fiscalía de Nápoles, que llamó a declarar al jugador como testigo por su visita al barrio napolitano de Scampia, donde supuestamente se fotografió con dos capos de la Camorra (mafia italiana). El joven atacante italiano que se encuentra convocado por su selección, tendrá que presentarse el próximo 15 de Septiembre, luego de que la fiscalía citará al jugador un años después de que el periódico local de Nápoles «Il Mattino» publicara un informe policial que detallaba la visita de Balotelli en 2010 a una zona tradicionalmente controlada por la Camorra, la mafia napolitana, y conocida por el tráfico de droga.

Mario Balotelli involucrado en líos judicialesBalotelli se encontraba en «el barrio de Scampia la mañana del 8 de junio de 2010, en compañía de dos miembros importantes de dos de los clanes más poderosos de la periferia norte de Nápoles, Salvatore Silvestri, del clan «Lo Russo», y Biagio Esposito, del clan de los «escisionistas», señalaba el informe dado a conocer por el diario.

Primero el representante del futbolista, Mino Raiola, y después el propio Balotelli rechazaron que el delantero del Manchester City mantuviera ninguna relación con el crimen organizado.

Balotelli explicó en un comunicado oficial que, con motivo de su visita a Nápoles para recoger el premio «Golden Boy», pasó unos días de vacaciones en la ciudad y pidió visitar varias zonas que no se encuentran normalmente entre los itinerarios turísticos.

«Pedí visitar esas zonas que están fuera de los itinerarios turísticos porque sabía que existe otra realidad después de haber visto la película «Gomorra», que me marcó mucho. Quise verla en persona para intentar entender los graves problemas de la periferia de Nápoles de los que se habla», explicó Balotelli.

Balotelli dijo estar «profundamente disgustado» porque «una iniciativa realizada de buena fe» se utilizara en su contra y reconoció haber pecado de ingenuo al realizar esa visita. «Me doy cuenta de que fui un ingenuo», concluyó entonces el internacional italiano.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!