Jose Mourinho sigue siendo polémica en la liga española, ahora publica una carta para disculparse ante los `madridistas´.

El estratega portugués encargado del Real Madrid Jose Mourinho, no para de ser el centro de las miradas en España, luego de la polémica generada en el partido de vuelta de la supercopa española, ahora al entrenador `luso´ se le abre un expediente, por parte de la Comisión de la Liga. El portugués emitió un comunicado en el que pide disculpas «solo a los madridistas», por lo sucedido en el Camp Nou, ademas aprovechó para desmentir su interés por abandonar el banquillo del conjunto merengue.

Jose Mourinho sigue mojando prensa en EspañaEl Comité de Competición de la Federación española decidió abrir expediente de «carácter meramente indiciario» a Mourinho y Vilanova, este último asistente técnico del Barcelona, una vez examinadas las imágenes sobre las conductas de los técnicos del Real Madrid y Barcelona. Además, el Comité de Competición sanciona con un partido al barcelonista David Villa y a los madridistas Marcelo y Mesut Özil.

Eladio Paramés, portavoz de Mourinho, explicó que alguien se había hecho pasar por él al hacer unas declaraciones a un canal internacional en las que afirmaba la posible salida de Mourinho del conjunto blanco por medio de un mensaje de texto. «Todo lo que pasó es muy extraño, porque yo desde hace casi un año no tengo ningún número español. Según me aseguraron, alguien se hizo pasar por mí cuando le pidieron una entrevista y dijo una noticia que es falsa», señaló.

Mourinho envió una carta a las directivas blancas en las que expresó: «Me parece que mucha gente se quedó impresionada con la calidad del fútbol demostrado por el Real Madrid en esta pretemporada, y sería para ellos una sorprendente noticia que yo abandonara el club ahora. ¡Imposible!».

«Tengo un presidente fantástico, con una gran inteligencia, y al que además me une una gran amistad. Y tengo también un director general que trabaja para el club 24 horas al día, por lo que siento que mi motivación es enorme y mi madridismo mucho más grande que el de algunos pseudomadridistas…»

No me marcho. Seguro. ¡Segurísimo! concluyó el entrenador portugués.