Josep Guardiola ve al par de mediocampistas como las joyas del conjunto catalán, que vive un presente envidiable.

El considerado por mucho mejor entrenador del mundo y director técnico del Barcelona, Josep Guardiola, habló de lo importante que fue para sus dirigidos haber ganado la supercopa española y europea, ante dos grandes rivales, reconociendo que este par de títulos llenaran de confianza a los azulgranas, en cuanto a lo que serán los compromisos de esta temporada. Guardiola se mostró contento y felicitó a sus muchachos, por derrotar a uno de los rivales que más complicaba las cosas en la Liga: «Sólo sé que sino juegas así no ganas al Villarreal de esta manera» aclaró Pep.

Guardiola: «Lo demuestra todo, llevamos 180 o 190 partidos en que siempre hemos tenido más posesión que el contrario, y contra este rival, el Villarreal, que tiene mucho juego», explicó. El entrenador azulgrana comentó que han arriesgado al jugar con 3 defensas, en especial contra un rival que tiene a Rossi y Nilmar de delanteros, pero que el centro del campo les ha garantizado «el control del partido».

Sobre los dos fichajes de la temporada, Cesc y Alexis, Guardiola admitió que el centrocampista catalán tiene dos ventajas: «que ha estado en la casa y que con 23 años ya era capitán del Arsenal, por lo que tiene mucha personalidad». Sobre el chileno destacó que su gol, el primero con el Barça, le ha ayudado y añadió que ya es muy querido en el vestuario.

El técnico también destacó la dupla que forman Messi y Cesc, muy compenetrados a lo largo de todo el partido, pero señaló que intenta que se asocien todos, con gente como Iniesta o Thiago. Sin embargo, el entrenador destacó a otra dupla, la que forman un jugador malí y otro argentino: «A Mascherano y a Keita no me los toquéis porque son mis niñitas, unas joyas», afirmó.