James Rodríguez: ha respondido como el motor de la selección Colombia.

El talentoso volante del Porto, equipo con el que consiguió la triple corona en la temporada anterior, ha respondido con fútbol, actitud y ganas, al país entero que deposita todas sus ilusiones en este centrocampista, que tiene en su espalda el numero 10, que reconoce el talento y la capacidad, de un jugador como James. Al ‘10′ de la tricolor no le ha quedado grande la responsabilidad de conducir al equipo anfitrión, cuando perdían 2-1 frente a Costa Rica, fue quien levantó el ánimo de sus compañeros, poniendo un pase gol para el empate a 2 y luego cerró con el gol del triunfo, dejando a Colombia en cuartos de final.

A James Rodríguez no le ha quedado grande el Desde el debut contra Francia, James mostró que es el mismo jugador que a su corta edad brilla en el fútbol de Portugal. Su sociedad con Arias por el costado derecho y con Michael Ortega en el medio campo, lograron romper la defensa francesa para conseguir el 4-1.

En el segundo encuentro contra Malí, con un partido lleno de golpes por parte de los africanos, el volante colombiano marcó el 2-0 definitivo que dejó a los dirigidos por Eduardo Lara en octavos de final. La clasificación ya estaba pero faltaba conseguir el primer puesto del grupo para seguir en Bogotá. James fue el que más remates tuvo a la portería de los coreanos, pero fue Muriel el encargado de anotar el gol de la victoria.

En la noche de este martes, en un partido enredado para los dirigidos por Eduardo Lara, fue James el que volvió a aparecer para salvar la patria. No sólo en ataque sino en defensa, moviendo al equipo en los momentos más difíciles, armando sociedades que terminaron rompiendo con la defensa ‘tica’.

El panorama parecía nublado, pero en los momentos más complicados del partido volvió a aparecer el ‘10′, para guiar a sus compañeros hacia la agónica victoria en el último minuto. James sudó la camiseta, cumplió y termino una vez más como la figura del partido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!