La derrota del Real Madrid ante el Villarreal (2-1) sigue dando de qué hablar. El submarino amarillo superó al equipo blanco en un partido que será recordado por todos los tiempos. No es para menos. Por primera vez en la historia, los merengues presentaron un once titular sin jugadores españoles.

Con Dani Carvajal, Álvaro Odriozola y Mariano Díaz fuera de la lista, el resto de españoles de la plantilla arrancaron como suplentes. Luis López, Jesús Vallejo, Nacho Fernández, Marco Asensio, Lucas Vázquez y Dani Ceballos esperaron su oportunidad en el banquillo. Al campo fueron enviados once futbolistas de siete nacionalidades distintas.




La decisión de Ancelotti es histórica y han pasado 121 años hasta que se ha producido un hecho así. En el Estadio de la Cerámica, el italiano apostó por: Thibaut Courtois; Eder Militao, David Alaba, Antonio Rudiger, Ferland Mendy; Aurélien Tchouaméni, Luka Modric, Toni Kroos; Federico Valverde, Vinícius Júnior y Karim Benzema.