El Arsenal no cree en nadie. Es líder de la Premier League con 8 puntos de ventaja y sigue soñando con el título. Este domingo derrotó al Tottenham Hotspur (0-2) en un Derbi del Norte de Londres que terminó en pelea. Un hincha local le dio una patada al portero visitante y desató la trifulca.

Todo el rifirrafe lo iniciaron Ramsdale y Richarlison con una conversación subida de tono. Tras el pitazo final, el atacante brasileño soltó el brazo hacia el rostro del arquero inglés. Luego, un aficionado del Tottenham bajó desde la grada hasta la altura del campo para, subido en los paneles publicitarios, darle una patada en la espalda al portero del Arsenal. Esto desató una tangana en la que estuvieron involucrados los jugadores de los dos equipos.